El alcalde, Pedro Casas, destaca que este evento contribuye a poner en valor el trabajo de los agricultores


Un total de 60 personas, entre hombres, mujeres y jóvenes, han participado en el II Concurso Regional de Poda de Viñedo en Vaso que se ha celebrado esta mañana en Miguel Esteban, organizado por la concejalía de Agricultura del Ayuntamiento miguelete.

Los podadores, procedentes de 17 municipios de las provincias de Toledo, Cuenca y Ciudad Real, han demostrado una gran experiencia, mucha técnica y una enorme habilidad con las tijeras en una jornada festiva que ha sido seguida por multitud de agricultores y personas que han querido acercarse a la Pradera de San Isidro para disfrutar de este espectáculo agrícola.   

En un tiempo máximo de 40 minutos, cada participante de categoría masculina absoluta ha tenido que podar un total de 30 cepas, mientras que las mujeres y los jóvenes han podado 20 cepas en ese mismo margen de tiempo.

El alcalde, Pedro Casas, destacaba la alta participación de esta edición, en la que “se han superado todas las previsiones” y aseguraba que este concurso “es un estímulo para los agricultores y contribuye a poner en valor el trabajo que realizan no sólo en Miguel Esteban sino en toda la región”.



Casas ha recordado que “el viñedo es un cultivo social que genera empleo, la poda da muchos jornales” y “es importante apoyar la agricultura en general y la viticultura en particular, porque una parte importante de la riqueza que se genera en La Mancha es a través de este cultivo”. En este sentido, apuntaba que durante esta legislatura, ha habido un gran apoyo a este cultivo gracias a las ayudas del gobierno regional y ha señalado que con la nueva PAC se mantienen “unas ayudas más que dignas hasta 2020” además de ayudas a título individual para la reestructuración y otras para las cooperativas que estén realizando inversiones.  

En esta ocasión, el ganador del II Concurso Regional de Poda de Viñedo en Vaso en categoría absoluta masculina ha sido José Ángel Fernández Torres, mientras que la ganadora en categoría femenina ha sido Mari Cicuéndez. En cuanto a la categoría juvenil, el primer premio ha recaído en Alejo Torres Yébenes.



El jurado ha estado integrado por diez personas, cinco de los cuales han sido agricultores migueletes y el resto técnicos de la Consejería de Agricultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y concejales de agricultura de dos municipios vecinos.

La jornada se ha completado con un sabroso almuerzo consistente en unas gachas y diferentes entremeses, además de la degustación de dos calderetas y de vinos migueletes. Cada participante ha recibido como obsequio una botella de vino miguelete donado por las cooperativas locales.


En la organización del evento han colaborado las Cooperativas Vitivinícolas ‘San Isidro’ y ‘Nuestra Señora del Carmen’, además de la Diputación Provincial de Toledo y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Más en Agricultura