Pedro Patiño Flores se ha proclamado campeón en la categoría general, mientras que María Cicuéndez ha sido la vencedora en categoría femenina y Javier Mayoral en categoría juvenil

            Un total de 60 podadores de toda Castilla-La Mancha se han dado cita en Miguel Esteban para participar en el III Concurso Regional de Poda de Viñedo en Vaso. Personas de todas las edades y de ambos sexos, han disfrutado de esta gran fiesta en torno al campo organizada por la Concejalía de Agricultura del Ayuntamiento miguelete.

Provistos de las herramientas que cada uno ha aportado y con el único requisito de que éstas no fuesen eléctricas ni neumáticas, estos ‘maestros de la poda’ han derrochado habilidad, experiencia y mucha técnica para conseguir el mejor resultado.

Entre los participantes, se encontraban podadores de municipios de todas las provincias de La Mancha, como Campo de Criptana, Madridejos, Villarrubia de los Ojos, Santa María de los Llanos, Herencia, Argamasilla de Alba, Quintanar de la Orden, Tomelloso, Las Mesas, Pedro Muñoz y La Solana, entre otros, además de Miguel Esteban.

La jornada arrancaba con la lectura de las bases y el sorteo público de los ‘hilos’ o filas de cepas. Tras ello, los participantes de la categoría general han podado un mínimo de 30 cepas en un tiempo máximo de 30 minutos. Por su parte, las 2 podadoras y los 3 jóvenes que también han participado en este concurso han tenido media hora para podar un total de 20 cepas.

El alcalde, Pedro Casas, ha explicado que este concurso sirve para “poner en valor la tarea de la poda, subir la autoestima de los agricultores y conservar las tradiciones”. Asimismo, ha recordado que el 90% de la economía de Miguel Esteban y de la comarca está basada en el cultivo del viñedo y ha agradecido a todos “los especialistas de la poda” de la región su participación en este evento.

Por su parte, el concejal de Agricultura, Emilio Lara, ha resaltado el papel de la mujer en el mundo rural y en la agricultura y ha asegurado que el concurso de poda de viñedo es una “clase práctica” de una de las labores más importantes del viñedo pues constituye el primer paso “para obtener un buen rendimiento de la viña”.

En esta ocasión, el ganador del III Concurso Regional de Poda de Viñedo en Vaso en categoría general ha sido Pedro Patiño Flores, de Miguel Esteban, mientras que David Casas Almenara y Óscar Cobo Rodríguez se han alzado con el segundo y tercer premio respectivamente. Por su parte, la migueleta María Cicuéndez Extremera, se ha proclamado campeona de la categoría femenina y Javier Mayoral Campos, también de Miguel Esteban, ha sido el vencedor de la categoría juvenil.

El jurado ha estado integrado por un total de diez expertos, agricultores y técnicos de agricultura de diferentes municipios. Todos ellos han puntuado el trabajo realizado por cada podador, valorando la limpieza y equilibrio de la cepa, la distribución de los pulgares, el apurado de los cortes y la carga de las yemas.

Al finalizar el concurso, se han entregado los premios a los ganadores y se ha celebrado una comida de hermandad en la pradera de San Isidro, en la que se ha podido degustar platos y viandas típicas de la cocina manchega como gachas, caldereta, pisto, titos y arroz con duz, entre otras.

Además, se han sorteado varios lotes de productos para el tratamiento preventivo de enfermedades en el cultivo de la vid, además de otros regalos, y cada uno de los participantes ha recibido como obsequio una botella de vino miguelete.

En la organización del concurso también han colaborado Bodegas Lairén de Miguel Esteban, la Cooperativa Nuestra Señora del Carmen, Globalcaja, Caja Rural de Castilla-La Mancha, Liberbank, Banco Santander y Eurosan.

Más en Agricultura