Obras de acondicionamiento y adecuación de la Piscina Municipal de Miguel Esteban

Además de sustituir el solado y de revestir los dos vasos con material sintético, se instalará una silla elevadora para personas con movilidad reducida y la piscina principal será desbordante

Las obras de acondicionamiento y adecuación de la Piscina Municipal de Miguel Esteban ya han comenzado.

Los trabajos consistirán en el revestimiento de los vasos de la piscina principal y de la piscina infantil con material sintético, la mejora de las bombas y los filtros y la sustitución del actual solado por uno de un material mucho más seguro.

La piscina principal será rebosante, es decir, el agua estará a la altura del solado, un aspecto importante puesto que además de ser mucho más atractivo permite la renovación constante y completa del agua en un periodo corto de tiempo, manteniendo así el agua limpia.  

Asimismo, las vallas y las duchas serán sustituidas por otras nuevas y se instalará una silla elevadora adaptable para mejorar la accesibilidad de las personas con movilidad reducida.    

El alcalde miguelete, Pedro Casas, explicaba que todas estas actuaciones “mejorarán la estética, la accesibilidad y el mantenimiento de la piscina, además de adaptarla a los nuevos tiempos incorporando materiales mucho más eficientes y seguro”.

Casas recordaba que la Piscina Municipal se construyó hace  casi 30 años y, “aunque se han ido haciendo pequeños arreglos y mejoras en las instalaciones como la incorporación de un merendero o la instalación de un clorador salino en la piscina infantil para minimizar los efectos que el cloro produce en la piel y en los ojos, no se había actuado de forma sustancial en la parte de los vasos desde finales de los años 80, por lo que en ciertos aspectos estaba algo obsoleta”.  

Las obras, que fueron licitadas por 180.000 euros IVA incluido, están siendo realizadas por una empresa migueleta. Del total del importe, 80.000 euros serán subvencionados por el Programa de Infraestructuras de la Diputación Provincial de Toledo y los 100.000 restantes serán aportados por el Ayuntamiento.

Los trabajos finalizarán en el mes de mayo con el fin de que la piscina pueda estar a pleno rendimiento al inicio de la época estival.

Más en Ayuntamiento