Los trabajos de esta primera fase consisten en la rehabilitación del edificio conocido como ‘La casona’. Las obras se adjudicaron por 1,5 millones de euros, un 19% menos de lo contemplado inicialmente
    
Las obras de construcción del nuevo Ayuntamiento de Miguel Esteban ya están en marcha. En esta primera fase, que tendrá una duración de 11 meses, se está actuando en el edificio aledaño al actual Ayuntamiento conocido como ‘La Casona’.
Concretamente se está rehabilitando por completo el interior del inmueble, creando despachos y salas. También se rehabilitará el patio interior y la fachada.

Una vez que se haya completado esa parte y los trabajadores municipales estén instalados en ese nuevo edificio, comenzará la segunda fase, que tendrá un periodo de ejecución de 14 meses y consistirá en la rehabilitación del edificio del Ayuntamiento actual y del antiguo Casino.

El alcalde miguelete, Pedro Casas, recordaba que el Ayuntamiento actual “es un edificio obsoleto que no cumple las normas de accesibilidad y que tiene graves deficiencias en su infraestructura por lo que era necesario hacer esta gran obra”.

En este sentido, Casas indicaba que “el nuevo Ayuntamiento será mucho más accesible y funcional, estará adaptado a los nuevos tiempos y tendrá visión de futuro porque albergará todos los servicios actuales además de nuevos espacios para atender las demandas que vayan surgiendo”.

Asimismo, catalizará todo el movimiento social, administrativo y cultural convirtiéndose en un gran espacio de referencia situado en pleno corazón de la localidad, con más comodidades, más amplitud y lo que es más importante “accesible para todas las personas, ya que aquellas personas que tengan problemas de movilidad podrán acceder sin problemas a cualquier espacio del Ayuntamiento no como ocurre actualmente”.

El nuevo Ayuntamiento tendrá una superficie total de 1.800 metros cuadrados distribuidos en tres plantas. El nuevo consistorio unificará el actual Ayuntamiento, el antiguo Casino y la Casona. Los tres edificios estarán conectados interiormente aunque en el exterior se mantendrán las fachadas puesto que dos de ellas están protegidas por Patrimonio.

Las obras del nuevo Ayuntamiento, que finalizarán en 2020, fueron adjudicadas a la empresa toledana García Lozoya por un importe en torno a 1,5 millones de euros, unos 300.000 euros menos de lo que se contemplaba en el presupuesto de licitación que ascendía a 1,8 millones de euros, lo que ha supuesto una rebaja en el coste de la obra en torno a un 19%.

En principio, el importe de las obras será financiado íntegramente por fondos propios del consistorio en cuatro anualidades. De hecho, en el presupuesto de 2017 ya se destinó una partida de 540.000 euros; el de 2018, incluía otra partida de 310.000 euros y en 2019 y 2020 se recogerán sendas partidas de unos 350.000 euros.

 

Más en Ayuntamiento