Facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar es uno de los objetivos de esta iniciativa

Medio centenar de niños, de edades comprendidas entre los 3 y los 9 años entre los que se encuentran los niños que habitualmente asisten a la Ludoteca Municipal, participaron en el Campamento Urbano de Semana Santa desarrollado en Miguel Esteban.

La concejal de Servicios Sociales, Rosario Fernández, explicaba que el objetivo de esta iniciativa es “facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar a los padres que trabajan así como ocupar el tiempo libre de los niños durante las vacaciones ofreciéndoles alternativas saludables de ocio que les animen a relacionarse con otros niños y a no estar encerrados en casa viendo la televisión o jugando a la videoconsola”.

En este sentido, Fernández recordaba que desde el Ayuntamiento, y coincidiendo con todos los periodos de vacaciones escolares, se pone en marcha este campamento “para que los niños se diviertan y aprendan a divertirse de forma saludable, además de ser un apoyo importante para los padres”.

Durante tres días, en horario de diez y media de la mañana a una de la tarde, los niños realizaron actividades lúdicas y manualidades, además de cocinar en frío, jugar y cantar. Todo un repertorio de diversión en el que estuvieron acompañados por varias monitoras.

Más en Bienestar Social