Este servicio de conciliación familiar y laboral llega a su fin en las próximas semanas

Una año más, los padres y madres que se dedican a la recogida de la uva han tenido más fácil el cuidado de sus hijos gracias a la ayuda del Ayuntamiento de Miguel Esteban. La Guardería de Vendimia, gestionada por la Concejalía de Servicios Sociales de la localidad, acoge a niños de entre seis meses de edad hasta los doce años. 

 

El horario está totalmente adaptado a la jornada de trabajo de sus progenitores. Los menores son atendidos por personal cualificado de lunes a domingo, desde las 7 de la mañana a las 19 horas.

Por decimotercer año consecutivo, el Ayuntamiento miguelete pone a disposición de los padres esta Guardería de Vendimia que incluye el servicio de comedor para los pequeños gracias a la colaboración del Colegio Público Cervantes.

Más tranquilidad para los adultos

Como ha resaltado en diferentes ocasiones, el objetivo del Ayuntamiento que encabeza Pedro Casas al promover esta iniciativa es utilizar los recursos públicos para apoyar y favorecer la conciliación familiar y laboral.  Las atenciones que reciben los hijos de estos vendimiadores van desde la sala de cunas, acompañamiento a clase, tiempo de deberes y tiempo de juegos, entre otros.

Se trata de un mes en el que el espacio y el personal se adaptan a las necesidades de los padres y madres que vendimian. En esta ocasión, el bebé más joven tiene tan solo diez meses y el niño de mayor edad, 8 años. Las plazas y la duración del servicio se amoldan a la demanda de cada año.

Más en Bienestar Social