Gladiador, Titanic o Nino Bravo y Mocedades fueron algunos de los títulos que los músicos migueletes ofrecieron durante estas fiestas a sus vecinos en una audición y un concierto que se enmarcan dentro del curso lectivo

El trabajo semanal de la Escuela Municipal de Música de Miguel Esteban se demuestra mejor que nunca en cada cita con el público. La Navidad ha servido en el municipio de Toledo para dejarlo claro gracias a una audición musical después de Nochebuena y un concierto de Reyes repleto de magia.

El pasado diciembre, después de la euforia y el cansancio de Santa Cecilia, los integrantes de la Banda Municipal de Música y alumnos los de la Escuela de Música no cesaron en su pasión por la sintonía y prepararon dos actuaciones diferentes a lo ya vivido.

La audición musical hizo que los instrumentos de viento-metal, viento-madera y el piano formarán una familia al completo mediante las notas de conocidos villancicos y con la presencia además de la Banda Juvenil.

Para el momento más especial de la Navidad también hubo una preparación especial. El concierto del día de Reyes presentó un repertorio de canciones a través de las voces de artistas de Miguel Esteban y con la Banda Municipal de Música poniendo melodías a letras tan conocidas como I will survive, Jingle Bell Rock, My heart will go on o la marcha Radetzky, entre otras.

En palabras del director de la Escuela y la Banda Municipal, Ángel Esquinas, “la acogida del público es el mejor regalo que hemos tenido esta Navidad”. Para el artífice de esta gran conjunción, “el estilo tan distinto que hemos marcado en las audiciones nos convierte en una escuela especial que trabaja cada día para ello”.

Más en Cultura