El dirigido a alumnos de 5º y 6º de Primaria ya ha concluido y ahora son los adolescentes migueletes los que disfrutan de esta iniciativa                                           

Los campamentos de inmersión lingüística que se están llevando a cabo en Miguel Esteban, organizados por la Concejalía de Educación y Cultura del Ayuntamiento, están siendo todo un éxito.

La semana pasada, un total de 43 niños de 5º y 6º de Educación Primaria disfrutaron de multitud de actividades que tienen como objetivo fomentar el aprendizaje de la lengua inglesa de una forma divertida aprovechando las vacaciones de verano.

Con la supervisión y ayuda de monitores nativos, los niños han disfrutado de actividades deportivas, talleres, senderismo, música y actividades relacionadas con el medio ambiente, entre otras.

Desde las diez de la mañana hasta las seis y media de la tarde, los chavales han practicado inglés a través de juegos y gymkhanas que se han desarrollado tanto en la Pradera de San Isidro como en el Pabellón Deportivo o en la Piscina Climatizada. Además, fueron de excursión a las Lagunas de Villafranca de los Caballeros.

Esta semana, 40 adolescentes de Educación Secundaria de Miguel Esteban asisten al campamento. Hasta el viernes, los participantes disfrutarán de las mismas actividades que los niños de Educación Primaria aunque con mayor nivel de complejidad en todos los sentidos. Asimismo, pueden disfrutar de la Piscina Municipal. Como broche final, los participantes harán una excursión a Alcalá del Júcar para practicar piragüismo y otros deportes.

La concejal de Educación y Cultura, Esperanza Ramírez, hacía un balance muy positiva de estos campamentos que se celebran en la Pradera de San Isidro y que este año alcanzan su tercera edición.

Ramírez destacaba que “ya es una actividad consolidada en Miguel Esteban y muy bien valorada por niños y padres que han entendido que estos campamentos son la mejor fórmula para que los niños aprendan o perfeccionen su inglés de forma atractiva y divertida”.  Asimismo, indicaba que “todos los participantes están en contacto permanente con la lengua inglesa escuchando las indicaciones de profesores nativos por lo que van educando el oído y esforzándose también ellos por expresarse en dicho idioma, de esta forma se favorece la expresión oral del inglés que siempre es lo que más nos cuesta”.  

Más en Cultura