homenaje a los Capitanes 2015

El pregonero aseguró que “las jotas pujadas son un canto al optimismo y una llamada a la colaboración”

Cientos de personas se dieron cita anoche en la Carpa de Carnaval de Miguel Esteban para asistir al acto de Homenaje a la Jota Pujada, una cita que supone el pistoletazo de salida para esta peculiar fiesta que se celebra desde hace siglos en el municipio.

Cargado de simbolismo y tradición, el acto tuvo como principales protagonistas a los Capitanes 2015, Eusebia Expósito y Juan Caravaca, quienes fueron homenajeados por su pueblo. Tras expresar la alegría con la que afrontan los próximos días, los Capitanes recibieron una placa de manos del alcalde miguelete, Pedro Casas, y de la concejal de Festejos, Mari Paz Patiño.

Casas habló de las raíces y del importante papel que desempeñan los capitanes “que son el símbolo de esta fiesta” y apuntó que “cada año con el esfuerzo de todos, la Jota Pujada se está haciendo más grande y es más conocida”. Asimismo, se refirió al pregonero definiéndolo como “un miguelete que conoce muy bien las tradiciones y costumbres de nuestro pueblo y que se ha preocupado de investigar y cotejar datos sobre esta fiesta tan nuestra”.

El pregonero, Juan Luis Lucendo, recordó que “fue en la Edad Media cuando esta festividad hizo eclosión en el ambiente religioso de la época” y aseguró que en Miguel Esteban, a mediados del siglo XVIII, la obra pía de las ánimas benditas organizaba festejos de todo tipo para recaudar dinero que dedicaba a fines asistenciales y a sufragar misas por la salvación eterna de sus miembros. Aquellos hombres conocidos como ‘soldados’ y dirigidos por los llamados ‘capitanes’ llevaban a cabo actividades variadas, incluyendo bailes, representaciones teatrales o subastas de artículos donados por la población, mientras que el ‘animero’ se encargaba de recoger las limosnas.

En su pregón, Lucendo aseguró que las jotas pujadas “son también un canto al optimismo ante las dificultades” y apuntó que todo lo que las rodea “configuran una llamada a la hermandad y a la colaboración para avanzar juntos”.
El primer pregonero oficial de la Fiesta de la Jota Pujada también agradeció a los capitanes “su generosidad y su decisión por mantener viva esta tradición centenaria” y por recoger “un legado transmitido por generaciones, un tesoro patrimonial único, tan singular y diferente como querido”.

Por su parte, la concejal de Festejos, Mari Paz Patiño, dio las gracias a los capitanes y resaltó que son “miembros de una gran familia que participa en todos los eventos festivos de Miguel Esteban”. Además, deseó a todos los vecinos de la localidad “que disfruten del Carnaval y que participen en las Jotas” y agradeció la contribución de todos “para que el patrimonio festivo miguelete siga creciendo”.  

La música también estuvo presente en este acto de la mano de la joven cantante migueleta Mónica Vela, quien hizo disfrutar al público con la interpretación de varias canciones.

La noche concluyó con el tradicional Baile del Candil, de la mano del Grupo de Coros y Danzas ‘Los Charcones’, quienes bailaron jotas, seguidillas y rondeñas, tanto de Miguel Esteban como de otros puntos de la región.

Más en Festejos