Unas 400 personas, en grupos organizados, además de visitantes a título individual visitaron este paraje entre los meses de marzo y junio  

La Reserva Ornitológica ‘Los Charcones’ de Miguel Esteban sigue despertando el interés de numerosos aficionados a la ornitología, pero también de escolares y asociaciones.

Durante los meses de marzo a junio, alrededor de 400 personas, en grupos organizados, visitaron este paraje que constituye una auténtica joya medioambiental. Entre los grupos se encuentran principalmente escolares y todo tipo de asociaciones, entre ellas, colectivos culturales, de mayores, de mujeres o deportivos.

Numerosas también son las personas aficionadas a la ornitología que han visitado ‘Los Charcones’ esta temporada, aunque esta cifra es difícil de cuantificar ya que no realizan ningún tipo de solicitud al Ayuntamiento sino que visitan el paraje libremente durante los fines de semana.

El concejal de Medio Ambiente, Emilio Lara, aseguraba que las cifras son similares a las de otros años y apuntaba que “desde el Ayuntamiento se está haciendo un esfuerzo importante para impulsar este destino de turismo medioambiental y ornitológico, que es uno de los enclaves de mayor valor ecológico de la zona y que ya en el año 1997 recibió el Premio Nacional de Medio Ambiente”.  

En este sentido, Lara recordaba que en los últimos meses se ha llevado a cabo un proyecto importante para revitalizar esta zona, dotándola de más observatorios, de un carril bici y mejor iluminación. Asimismo, en la Pradera de San Isidro, atalaya desde la que se aprecia la inmensidad de la llanura manchega y también el conjunto de ‘Los Charcones’, se ha construido una típica venta manchega para acoger diferentes actividades culturales y medioambientales.  

“Queremos potenciar las visitas a ‘Los Charcones’, pero no a cualquier precio”, indicaba el responsable de Medio Ambiente, quien apuntaba que “no nos interesa un turismo masivo, sino un turismo respetuoso con la naturaleza, que sepa apreciar los tesoros que esconde la reserva ornitológica  y que, al mismo tiempo, sirva para educar a los más pequeños en el respeto al medio ambiente”.   

Las visitas organizadas a ‘Los Charcones’ comienzan con la recepción en el Aula de la Naturaleza, donde los visitantes reciben una explicación de la flora y fauna autóctona a través de diferentes paneles. Tras ello, comienza un recorrido por la senda para la observación directa de aves a través de los miradores. Para ello, el Ayuntamiento aporta prismáticos y catalejo, con el fin de poder observar con detalle todo lo que ofrecen estas lagunas.

La visita concluye con la realización de diferentes talleres medioambientales, en función de la edad de los integrantes del grupo y de las características del mismo. Entre las propuestas, se encuentran la realización de sales aromáticas, saquitos de ambientador natural, casitas para pájaros, máscaras de conejos o pins naturales.  

La Reserva Ornitológica ‘Los Charcones’ está situada a dos kilómetros del casco urbano de Miguel Esteban, en la carretera dirección a El Toboso. Este enclave, de indiscutible importancia paisajística, medioambiental y ecológica, está formado por varias lagunas de origen endorreico que ocupan 60 hectáreas. Su principal aporte hídrico son las aguas residuales del municipio, depuradas por un sistema denominado ‘lagunaje’.

El paraje constituye un hábitat natural para las aves acuáticas, no en vano, en esta reserva han sido censadas más de 140 especies diferentes. Entre ellas, destaca la malvasía cabeciblanca, en peligro de extinción.

La época más propicia para visitar ‘Los Charcones’ son los meses de marzo a mayo, momento idóneo para disfrutar de la flora y fauna en todo su esplendor y recorrer la senda ecológica. 

Noviembre 2019
L M X J V S D
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Más en Turismo