Durante los meses de julio y agosto los pequeños migueletes realizarán diversas actividades relacionadas con la educación en valores

Un total de 50 niños, de edades comprendidas entre los 4 y los 10 años, asisten a la Ludoteca de Verano del Ayuntamiento de Miguel Esteban. Ayudar a conciliar la vida laboral y familiar de los padres durante las vacaciones escolares, así como ocupar el tiempo libre de los más pequeños con propuestas lúdicas y divertidas, son los objetivos principales de este servicio municipal.

Bajo la supervisión de 2 monitores y personal de apoyo, los chavales comparten tiempo y diversión con otros niños de su edad, además de trabajar valores como el compañerismo, el respeto y la solidaridad.

Así lo explicaba la concejala de Servicios Sociales, Rosario Fernández, quien además recordaba que “el principal objetivo de este servicio es ayudar a los padres a conciliar y fomentar la integración y el respeto entre los pequeños”.

Juegos tradicionales y modernos, cuentacuentos, manualidades y talleres donde se trabajan las emociones y valores, son algunas de las actividades que están disfrutando los pequeños, quienes también se divertirán con un taller medioambiental a cargo de Ecoembes y talleres gastronómicos.

La ludoteca también contribuye a fomentar el bilingüismo de los niños adaptando juegos al inglés, utilizando determinadas expresiones de este idioma para pedir o solicitar cosas, o realizando sencillas fichas.

Más en Bienestar Social