Se celebra desde hace más de dos siglos y es una de las notas diferenciadoras de la Semana Santa migueleta

Cerca de medio centenar de personas de diferentes edades y procedencia participaron en la tradicional Carrera de las Aguilandas celebrada en Miguel Esteban.  Con más de dos siglos de antigüedad, esta prueba deportiva, la más antigua de las que se disputan en la localidad, volvió a congregar a deportistas y aficionados en una original carrera que tiene lugar en la madrugada del Sábado Santo al Domingo de Resurrección y que combina deporte y devoción.

Los atletas recorrieron un trayecto de unos 800 metros, distancia que separa los Arcos del Parque Municipal ‘Nuestra Señora del Socorro’ y la Iglesia Parroquial de San Andrés. A lo largo del recorrido fueron aplaudidos por multitud de personas que no quisieron perderse esta peculiar cita deportiva.

En esta ocasión, el vencedor de la prueba en categoría senior masculina fue el miguelete Luis Miguel Castañeda, quien además de obtener un premio económico, recibió la recompensa de portar un anda del Cristo Resucitado en la procesión del Domingo de Resurrección. El segundo clasificado fue Alberto Ruíz Bielsa, de la vecina localidad de Quero, y en tercer lugar quedó Luis Corpa Patiño, de Aranjuez. Asimismo, los migueletes José Carlos Cañadas Casas y Cruz Ochoa Patiño obtuvieron el cuarto y quinto premio respectivamente.

Como novedad, este año, se incorporó la categoría femenina, tanto infantil como senior. Aunque en la categoría senior no hubo ninguna participante, sí se animaron las niñas. La campeona en categoría femenina infantil fue Pilar Ortega Patiño, mientras que Beatriz Muñoz Organero, se proclamó subcampeona.

En categoría infantil masculina, el primer premio fue para Javier Fernández Vivanco, mientras que en segundo lugar quedó Miguel Ángel Cantos Villaseñor. El tercer y cuarto puesto respectivamente fueron para Luis Miguel Colmenar Alejo y Pablo Ochoa Torres, mientras que Alonso Flores Torrillas obtuvo un meritorio quinto puesto.

La concejal de Deportes, Mari Nieves Patiño, que fue la encargada de entregar los premios a los ganadores, resaltaba la singularidad de esta prueba que “aporta un carácter diferente a la Semana Santa migueleta y que aúna dos grandes pasiones de los migueletes: el deporte y la Semana Santa”.

Patiño felicitó a todos los participantes “por contribuir a mantener esta tradición que ya celebraban hace más de 200 años nuestros antepasados” y agradeció la colaboración de Protección Civil y de la Policía Local en el desarrollo de la misma.

Más en Deportes