Un total de 120 niños de Escuelas de Ciclismo de toda la región y de Madrid participaron en esta prueba deportiva
    
Miguel Esteban se convirtió este fin de semana en capital regional del ciclismo con la celebración del Circuito de Carreras MTB.

Un total de 120 niños de once Escuelas de Ciclismo de diferentes puntos de la región e incluso de Madrid, participaron en esta prueba deportiva disputada en el cerro de San Isidro y organizada por el Ayuntamiento miguelete en colaboración con la Diputación Provincial de Toledo y la Escuela de Ciclismo Energy.  

Entre los participantes se encontraban niños de categorías cadete, infantil, alevín, promesas, minipromesas y ruedines de Campo de Criptana, Quintanar de la Orden, Mota del Cuervo, Las Pedroñeras, El Provencio, Iniesta, Villarrobledo, Belmonte, Cuenca y Madrid.

El concejal de Deportes de Miguel Esteban, Juan José Rescalvo, hacía un balance muy positivo de esta actividad deportiva que se celebra por segundo año en la localidad y que ha conseguido superar las importantes cifras de participación de la edición anterior en la que se contó con cerca de un centenar de jóvenes ciclistas.

Rescalvo, que fue el encargado de entregar los trofeos a los ganadores de cada categoría, dio las gracias a la familias de todos los niños participantes, especialmente a las de la Escuela de Ciclismo de Miguel Esteban por “su implicación y por involucrarse al 100% para que sus hijos disfruten de deportes alternativos y diferentes al fútbol y al baloncesto, como es el ciclismo”.
“Sin la colaboración y entrega de todas las familias, esto no habría sido posible y los niños no habrían podido disfrutar de un domingo diferente y divertido sobre dos ruedas”, recalcaba el concejal de Deportes, quien animaba a todos los migueletes a practicar este deporte.  

En la entrega de premios también participó el director de la Escuela de Ciclismo ‘Energy’ de Miguel Esteban, Fernando Casas.
Además del avituallamiento de agua y fruta proporcionado por el Ayuntamiento miguelete con el que los participantes pudieron combatir las altas temperaturas, la empresa migueleta de bicicletas Asfilbike entregó un detalle a todos los ciclistas, quienes también recibieron una medalla.

Como nota curiosa, el Club Gigantes hizo entrega de un reconocimiento a un niño que en la anterior carrera perdió su tercer puesto por bajarse de la bicicleta a ayudar a un rival que había sufrido una caída.
“Es un gran ejemplo de deportividad y de juego limpio para todos”, indicaba Rescalvo quien añadía que fue un momento muy emotivo.

Más en Deportes