Entre los participantes en el pasacalles se sortéo un cerdo donado por la granja de Mariano

Miguel Esteban celebró el pasado fin de semana la festividad de San Antón con un completo programa de actividades que contó con una buena participación por parte de los vecinos. En concreto, en el pasacalles de animales desfilaron alrededor de 130 migueletes que sacaron a sus pájaros, perros, gatos y hasta tortugas para que todos los contemplasen. Además, como marca la tradición se procedió a la bendición de todos los animales por parte del párroco Juan Antonio Pereira.

La principal novedad estuvo en el sorteo de productos para los animales entre todos los participantes en el pasacalles. El premio más llamativo era un cerdo donado por la granja de Mariano y que fue el principal protagonista del fin de semana.

En el resto del programa destacó el baile organizado en el Centro de Día Nuestras Raíces, en el que más de 200 personas disfrutaron de la actuación de la orquesta Kimbara, que hizo las delicias de los asistentes con su selección de clásicos y temas más actuales.

El consistorio miguelete contó con la colaboración de la Asociación Alces y la Asociación El Quijote para poner en marcha todas las actividades del programa. En agradecimiento a esta inestimable ayuda, el consistorio preparó unas gachas manchegas de las que dieron cuenta los miembros de ambas asociaciones.

Más en Festejos